Hola a todas y a todos,

El pasado 18 abril como sabéis, desde la organización de la Everest Trail Race, tomamos la decisión de seguir adelante con la 10ª Edición de la carrera, prevista para este mes de noviembre.

En el momento en que tomamos esa decisión la incidencia de Covid 19 en Nepal era escasa, los datos oficiales eran de 40 casos totales registrados y ningún fallecido.

A ello había que sumar el cierre de fronteras a finales de marzo.

En este sentido, pensamos que las autoridades de Nepal tomaron, a nuestro juicio, valiente y ágil decisión como medida de contención, tanto con el cierre de fronteras como por el confinamiento de su población el 24 de marzo cuando la incidencia de Covid 19 se reducía a menos de una decena de casos.

Todo ello nos daba buenas perspectivas cuando aún faltaban casi 8 meses para la carrera.

Pensábamos también en los equipos nepalís, como parte integrante de la carrera, mantener la celebración de la prueba era también crucial para ellos y así nos lo hicieron saber, más aun en un momento en el que la economía del país, se está viendo muy afectada por la pandemia.

En este sentido, no olvidemos que Nepal cancelo todas las expediciones y trekkings en la primavera pasada, lo cual supuso un terrible impacto a las economías de cientos de familias, que con toda probabilidad siguen i seguirán viéndose tremendamente afectadas por la situación en los próximos meses.

A pesar de las medidas tomadas ppor las autoridades en los meses pasados, lamentablemente, a día de hoy, las circunstancias son muy distintas, a las del pasado mes de abril, y los son  por diversos motivos:

de una parte, muchísimos países han establecido medidas de emergencia con el objetivo de evitar la propagación del virus.

Eso supone un gran problema para algunos de los participantes inscritos, que o bien no les permiten salir de sus países o se les imponen cuarentenas a su regreso.

También es del todo probable, que en el caso de que Nepal reabra sus fronteras y aeropuerto, que a dia de hoy permanecen aun cerradas, mantenga restricciones a la entrada de ciudadanos de muchas nacionalidades, y dado el perfil internacional de la Everest Trail Race, con toda seguridad habría afectaciones a algunos de los participantes.

Nepal ha sido sin ningún género de dudas de los países de su entorno, que ha tomado las decisiones más valientes y restrictivas dirigidas a frenar la expansión de la pandemia. Todo y con ello al igual muchísimos otros países, los datos que manejamos a día de hoy son alarmantes.

Por todo ello y muy a nuestro pesar nos vemos obligados a aplazar esta 10 edición a noviembre del 2021, concretamente del 10 al 22 de noviembre del próximo año.

Nuestro primer y principal objetivo como organización y el mío como último responsable, es la de velar siempre por la seguridad de los participantes.

Los que habéis participado en anteriores ediciones sabéis que es  así y ese es nuestro compromiso de presente y futuro, las especiales características de la ETR así lo requieren.

Ese es, por encima de todo el principal motivo que nos ha llevado a tomar esta difícil decisión.

Puedo aseguraros que tomarla no ha sido nada fácil, la Everest Trail Race es para todos mucho más que una carrera por eso nos entristece muchísimo tomarla, pero estamos convencidos de que es la correcta.

Con todos los participantes previstos para este noviembre de 2020 contactaremos personalmente durante los próximos días.

En cuanto a los corredores que teníais prevista vuestra participación para el 2021, deciros que se abrirán las plazas disponibles en breve, en cuanto los participantes de este 2020 confirmen o no su participación en 2021.

Espero y deseo reencontrarnos en el 2021 y poderos dar personalmente un abrazo a todos y todas. Esta 10ª Edición era especialmente importante para nosotros y así será también en noviembre de 2021.

Mientras tanto os mando un gran abrazo desde aquí y os deseo lo mejor en este futuro inmediato nada fácil y tremendamente incierto para todos.

Gracias a todas y todos y hasta siempre.